La industrialización nace como respuesta del sector de la construcción para reducir los costes y el impacto medioambiental. Nos encontramos solo ante el comienzo. En un futuro cada vez más próximo además de reducir considerablemente la inversión, se mejorará el proceso constructivo completo y se optimizará y garantizarán los plazos desde la concepción del proyecto hasta su finalización. Veremos quizá lo más interesante, como cada centro de producción será a su vez un centro de I+D+i, sirviendo para acelerar los resultados de las fases anteriores al ensamblaje final.

Hoy en día todo ocurre en centros de fabricación y ensamblaje, donde los procesos están optimizados y se producen en un entorno con unos controles de calidad inmediatos. En todo este proceso se incluyen todas las posibilidades del entorno BIM que permite realizar proyectos multidisciplinares, definir las secuencias de ejecución, visualizar la solución final y si fuera necesario corregir las soluciones y metodologías implementadas.

Esto hace posible que gran parte del proyecto se conciba, diseñe y elabore lejos de su ubicación final. Coordinándose diferentes fabricantes de soluciones para lograr un producto ensamblado final, de forma semejante a sectores como la automoción o la aeronáutica. En el futuro se podrá hablar de una cadena de montaje de cualquier tipología de vivienda que nos interese, con el fin de que se cumplan los estándares definidos para cada proyecto, como puede ser el caso de la certificación Passivhaus.

Todo esto traerá numeroso beneficios. Desde el punto de vista social habrá estabilidad en el volumen de mano de obra especializada, al contar con un puesto de trabajo con una localización geográfica fija. Además reducirá la huella de carbono de cada proyecto en comparación con el método constructivo tradicional. Se gestionarán mejor los residuos y su recuperación estará garantizada.

Uponor Comfort Port: la evolución de los colectores premontados para suelo radiante

En Uponor participamos en numerosos proyectos de industrialización lo que nos permite conocer de primera mano las necesidades del mercado, realizar formaciones in situ y adaptar nuestras soluciones para que se integren a la perfección en los procesos de industrialización.

A su vez, desarrollamos soluciones industrializadas, como es el caso de Uponor Comfort Port, nuestro colector para suelo radiante ensamblado en fábrica junto con el resto de componentes. Esta solución simplifica las tareas de montaje y puesta en marcha, reduce incidencias y retrasos en el proyecto, optimiza el personal y los tiempos de trabajo, minimiza las incidencias de postventa y mejora la presencia final de la instalación, proporcionando un aspecto ordenado y cuidado que impacta muy positivamente en la satisfacción del propietario de la vivienda.

Una oportunidad para todos que no podemos dejar escapar

La industrialización es una realidad que además de reducir los costes totales del proyecto y los plazos de entrega de las viviendas, desde el punto de vista del usuario: proporciona mayores estándares de calidad y minimiza las incidencias de post-venta. España es un país con un gran potencial, tanto en obra nueva como en rehabilitación y debería ser uno de los países que lidere la definición de los procesos de producción, así como la exportación de conocimiento y producto terminado a otros países.

Es por ello que a través de nuestra participación en foros como el Cluster de la edificación u Offsite Construction HUB, intentamos estimular y facilitar la implementación de esta transformación del sector de la construcción. Un objetivo donde necesitamos que la Administración se involucre activamente para crear y adaptar leyes y normas que faciliten el desarrollo de esta ‘nueva’ industria de la construcción.

Iván Castaño, Segment Manager Commercial Uponor Iberia

>> Artículos relacionados: https://blog.uponor.es/2021/05/26/industrializacion-cambiando-la-forma-de-edificar/

Sobre el autor

Uponor