La construcción industrializada es un tipo de construcción edificatoria que se caracteriza por aplicar aspectos propios de la actividad industrial, tales como: procesos, metodología, maquinaria, tecnología o ubicación (fábrica), para la obtención de diferentes partes del edificio que se fabricarán como módulos y que posteriormente se ensamblarán en la parcela seleccionada para el proyecto.

“La construcción industrializa permite reducir los costes para la obtención del producto final (edificio)”

De cara al usuario final o al propietario, un edificio industrializado ofrece mayores niveles de calidad, al utilizarse en la fabricación de los módulos todos los medios necesarios propios de la actividad industrial, para la eliminación de fallos o errores típicos de la construcción tradicional.

Desde el punto de vista del proceso constructivo, pasamos de construir in situ de forma casi artesanal un edificio desde el primer ladrillo al último interruptor, a fabricar módulos del edificio en un lugar específicamente diseñado para tal fin y posteriormente ensamblarlos en la parcela de destino.

Ventajas de la Industrialización

La construcción industrializa permite reducir los costes para la obtención del producto final (edificio), reducir los periodos de ejecución a casi la mitad, reducir los residuos generados durante en el proceso de transformación, aumentar el nivel de calidad del producto final, además de mejorar las condiciones de trabajo de los profesionales del sector cambiando entornos de trabajo hostiles por entornos acondicionados. 

“La industrialización del sector a través del uso de la metodología BIM, permitirá que los objetivos para alcanzar una Europa climáticamente neutra en 2050 sean una realidad”

Construcción industrializada versus prefabricada

Es importante aclarar que no es lo mismo construcción industrializada que prefabricada, ya que en esta última el edificio en su totalidad se fabricará in situ (fábrica) y una vez transportado, se ubicará en la parcela de destino. Este tipo de construcción por ejemplo no permite el desarrollo de edificios en altura o que tengan grandes volúmenes, debido a la dificultad para el transporte y para su fabricación in situ (en fábrica).

Sin embargo, la construcción industrializada ha permitido hibridar las ventajas de la construcción prefabricada y la tradicional, permitiendo integrarla en cualquier tipo de edificio independientemente de sus dimensiones o complejidad.

La construcción industrializada utiliza parámetros característicos del sector industrial. La industria actual se ha desarrollado hacía el concepto de 4.0 mediante la interconectividad, la automatización, el aprendizaje automatizado, los datos en tiempo real y en definitiva la digitalización con inteligencia avanzada.

BIM por sus siglas en inglés – Building Information Modelling, es una nueva metodología que permite aplicar los avances de la industria 4.0 en el sector de la construcción, acompañando al edificio a través de su modelo digital durante todo su ciclo de vida; desde que se desarrolla conceptualmente, pasando por la ejecución (fabricación y ensamblaje), a través de su uso y mantenimiento, hasta que finalmente alcanza su periodo de demolición y reciclaje.

Sostenibilidad

La construcción industrializada juega un papel fundamental en la consecución de los objetivos acordados a través de la Directiva europea de eficiencia energética en los edificios.

Pensemos que en Europa aproximadamente el 40% del consumo de energía y el 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero corresponden a los edificios. Mediante esta Directiva y sus sucesivas adaptaciones, se pretende ayudar a alcanzar la estrategia de una Europa climáticamente neutra y libre de emisiones para el año 2050, a través del desarrollo de edificios de consumo de energía casi nulo con bajas demandas térmicas, instalaciones con altísimos rendimientos, integración de fuentes de energía renovables y mínimos consumos de energía.

La industrialización del sector a través del uso de la metodología BIM, permitirá que los objetivos para alcanzar una Europa climáticamente neutra en 2050 sean una realidad.

Este tipo de construcción permitirá optimizar al máximo el sector edificatorio de edificios de consumo de energía casi nulo, adaptándose a la realidad digital mediante BIM, ofreciendo productos de máxima calidad a los usuarios finales y ayudando a transformar Europa en un continente climáticamente neutro.

Director de Formación y Servicios Técnicos Uponor Iberia

Sobre el autor

Uponor